Viaje a través del marketing digital

La llegada de internet ha supuesto un cambio radical en nuestras vidas. Lo que antes hacíamos de una manera, ahora lo hacemos de otra.

¿Te acuerdas cuando íbamos a videoclubs a por películas y hablábamos por cabinas telefónicas?, ¿o cuando solo veíamos todas las noticias por televisión y buscábamos toda la información por enciclopedias y diccionarios de papel?.

En el sector del marketing, ha pasado exactamente igual, la forma de hacer las cosas han cambiado. Hemos pasado del marketing offline al marketing online o marketing digital. 

 

Pero, en este caso quiero ir más allá y contártelo de una manera más especial. Me gustaría compartir contigo el principio de mi viaje a través el marketing digital. ¿Comenzamos?

COMUNICACIÓN

Lo primero de todo, debemos saber qué diferencia hay entre informar y comunicar. Cuando informamos de algo no recibimos respuesta, pero cuando comunicamos sí recibimos un feedback.

Es importante saber comunicar, ya que no es lo mismo lo que digo que soy a cómo me ven que soy. Tenemos que cuidarla mucho, ya que de esta va a depender que las personas nos elijan o no. 

Para saber comunicar debemos tener en cuenta cuatro aspectos fundamentales:

  •  La comunicación eficaz: es necesario saber escuchar, mostrar empatía y cercanía con los demás.

 

  • La comunicación no verbal: es muy importante la primera impresión que tengan de ti. Por tanto, debemos cuidar muy bien el lenguaje corporal, los gestos y la vestimenta.

 

  • La voz: si queremos ser percibidos de forma creíble, tenemos que cuidar el tono, la intensidad y la velocidad de nuestra voz.

 

  • Las palabras: debemos tener en cuenta también nuestras palabras a la hora de escribir, ya que con ellas pretendemos ser creíbles, convencer, conectar y emocionar a los demás. Para ello, hay que tener en cuenta a quién nos queremos dirigir, utilizar un lenguaje corriente, ser breves y cuidar la ortografía y la gramática.

Una vez visto los aspectos fundamentales de la comunicación, cabe añadir que la necesidad de comunicarnos no ha cambiado, lo que ha cambiado es el cómo lo hacemos. Hemos pasado de la comunicación 1.0 a la comunicación 2.0, en la que podemos destacar que es una comunicación bidireccional y omnicanal, en la que el contenido es el rey y la conversación es la reina y va más allá, es social, se establecen relaciones.

Hemos pasado de ser meros espectadores a ser prosumidores, es decir, consumimos y producimos contenido, pero no un contenido cualquiera, sino un contenido de valor, ya no vale cualquier cosa. Además, necesitamos mantener conversación con los demás, pero no una cualquiera, una más cercana y más humana. Nos hemos vuelto más sociales, necesitamos estar constantemente relacionándonos.  

En conclusión, debemos adaptarnos a esta situación, ya que “si no comunicas no existes”, y también aprovecharla, porque es una muy buena oportunidad para darnos a conocer de manera directa y sencilla a través de los distintos canales que existen en la actualidad. La clave está en que generemos y compartamos contenido de calidad, para poder así generar conversación y conseguir establecer relaciones que puedan beneficiarnos. 

INBOUND MARKETING

¿Has oído alguna vez el término inbound marketing? Aquí estoy para contártelo. 

El inbound marketing o marketing de atracción consiste en una serie de estrategias digitales utilizadas por las empresas para captar y fidelizar a clientes de forma no invasiva y aportando valor.

Esta metodología se divide en cuatro fases: 

  • AtraerEn esta primera etapa el objetivo es atraer a un público que no te conoce mediante una estrategia de contenidos a través de redes sociales y posicionamiento SEO.
  • Convertir: Una vez que lo hemos atraído, tenemos que convencer de que somos la mejor opción. Por tanto, el objetivo de esta etapa es convertir esos visitantes en leads (interesados), a través de llamadas a la acción en nuestro sitio web y en otros canales.  
  • Cerrar: nos encontramos en un punto en el debemos cuidar todo el proceso de comunicación ya que estos leads están a punto de contratar nuestro producto o servicio o ya lo han hecho. Por tanto, están a punto de convertirse en clientes o ya lo son, y para conseguirlo hay que controlar todo el proceso de comunicación con ellos, a través de atención personalizada como agradecimientos y mails personalizados.
  • Deleitar: Nuestra relación con el cliente no termina en la compra, sino que hay que ir más allá. Hay que convertir al cliente en prescriptores de nuestra marca a través de un gran servicio de post-venta.   

Después de saber qué es el inbound marketing, ¿cómo podemos sacarle el máximo provecho a la hora de llevarla a cabo? La respuesta está en conocer al buyer persona y el buyer journey o funnel de ventas.

Empecemos por el buyer persona. Este consiste en la representación ficticia de tu cliente ideal, que es construido a partir de datos demográficos y sus necesidades e inquietudes. El objetivo es hacerse una idea de cómo van a ser los posibles compradores reales.

Ahora pasemos a otro aspecto fundamental, el buyer journey. Es el recorrido que va a realizar el buyer persona por el funnel de ventas (embudo de conversión), o dicho de otra manera, el comportamiento que tiene el buyer desde que nos descubre hasta que realiza la compra de nuestro producto o servicio.

 ¿Quieres saber cómo es? Te lo muestro a continuación:

Top of the funnel (tofu) o etapa de exploración.

Esta etapa se corresponde con la más alta del embudo. El usuario tiene un problema y busca sus propias soluciones. Para ello, realiza una investigación educativa para entender mejor su problema o necesidad. Por tanto, nuestro objetivo en esta parte es conseguir información del usuario para que consiga entrar en el funnel. Tenemos que entender cuál es el problema para darle la solución que busca, pero para ello, es importante saber escucharlo.

El contenido que podemos mostrar para ayudarle son guías, videotutoriales, podcast, artículos de blogs, entre otros. 

Top of the middle of the funnel (mofu) o Etapa de consideración.

 

Nos encontramos en la mitad del embudo y es la etapa más crítica, ya que el usuario es consciente del problema. El usuario ha identificado soluciones para su problema y las está considerando. Nuestro objetivo aquí es mantenerlo en el funnel y conseguir datos como su correo o el número de teléfono.


Para ello, hemos de ofrecerle los contenidos apropiados que solucionen su necesidad, como catálogos, estudios de casos, encuestras, ebooks, recursos, etcétera.   

 

Bottom of the funnel (bofu) o Etapa de decisión.

 

Se corresponde con la parte más estrecha del embudo. En esta etapa, el usuario ha considerado las distintas opciones y se encuentra listo para realizar la compra.

Por lo tanto, hemos de potenciar nuestros contenidos para terminar de convencerle a realizar la acción.

 

Podemos ofrecerle pruebas gratis, newsletters y cupones de descuento, entre otros. 

infografia-de-las-fases-del-funnel-de-ventas

Una vez que hemos conocido el funnel de ventas, cabe añadir que, realmente, tu objetivo no está solo en conseguir una venta, sino en fidelizar con el cliente, crear una relación con él, ofreciéndoles descuentos, e-mails personalizados y contenido exclusivo, entre otros. Por tanto, tenemos que ofrecer un valor, que es lo que va a hacer que nos diferencie de los demás y nos asegure más tráfico para nuestra web y futuras nuevas ventas. 

 

¿Quieres saber más sobre inbound marketing? 

EMPRENDITUD

¿Te has analizado alguna vez? ¿Te has parado a conocer tu entorno? ¿Sabes qué es la emprenditud? Te lo cuento a continuación.

1. Conócete a tí mismo

¿Cómo podemos conocernos a nosotros mismos? La respuesta está en realizar un análisis de nosotros mismos, a través de un test DISC o nuestra rueda de la vida.

Una vez que nos hemos estudiado a fondo, es importante saber que lo que nos mueve a las personas es la seguridad, la variedad, el crecimiento personal, la singularidad, la conexión y el progreso. ¿Y qué pasa frente a los problemas? Para ello, tenemos mecanismos de defensa maduros e inmaduros.  El cómo afrontarnos a estos problemas va a depender de nosotros mismos. 

Cabe hacernos una pregunta llegados a este punto. ¿La personalidad la elegimos nosotros?, pues bien, tenemos que saber que un 50% de nuestra personalidad es elegida, un 25% es recibida, y el otro 25% es aprendida. 

2. Conoce el entorno

Una vez que nos hemos conocido más a fondo, tenemos que conocer el entorno en el que vivimos.

Nos encontramos ante un momento en el que estamos viviendo cambios a nivel social, empresarial, financiero y económico, tecnológico y cultural y educativo.

Cabe añadir que nos encontramos en un momento en el que entorno empresarial es un entorno VUCA ¿Qué significa?:

  • Volatility: Volatilidad

  • Uncertainty: Incertidumbre

  • Complexity: Complejidad

  • Ambiguity: Ambigüedad

¿Sabes cómo prepararnos para adaptarnos a un entorno VUCA en un futuro? La respuesta es conociendo, analizando, anticipando e innovando

3. Emprenditud

Una vez que nos conocemos a nosotros mismos y a nuestro entorno, es importante hablar de emprenditud.

 

Cuando hablamos de emprender, lo primero que se nos viene a la mente es la idea de emprender en un negocio, pero realmente va más allá. Emprender es una decisión y va a depender de la actitud. No es lo mismo emprender así sin más, que emprender con actitud. Ya lo dijo Winston Churchill en su momento, “la actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia” por tanto, eso es lo que va a hacer que lleguemos o no más lejos, el hecho de que emprendamos con actitud, es decir, que tengamos emprenditud. 

 

En definitiva, tenemos que conocernos a nosotros mismos para saber cómo afrontamos a lo que nos viene; conocer a nuestro entorno, el cual está en constante cambio y emprender con actitud. 

 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Las películas siempre nos han vendido la Inteligencia Artificial como los robots humanizados que se apoderan del mundo, pero en la realidad no se llega a esos niveles de inteligencia. Entonces, ¿qué es la Inteligencia Artificial?

La Inteligencia artificial hace referencia a un campo específico de las ciencias de la computación basado en la relación de sistemas capaces de tomar decisiones. Tiene dos campos fundamentales de aprendizaje o disciplinas, el machine learning y el deep learning, en el que el primero engloba al segundo. 

 

Para que no resulte tan técnico y hacerlo más entretenido, te muestro a continuación un vídeo que lo explica a la perfección en 3 minutos. 

Es curioso saber lo que está pasando con la IA, ya que aunque no ha habido ningún avance técnico importante, ha generado bastante interés en la sociedad, ¿a qué se debe?:

  • Madurez de las técnicas de aplicación del corpus matemático.
  • Capacidad de computación.
  • Capacidad de almacenamiento.

  • Información “exportable” o big data. 

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

¿Te has parado a pensar alguna vez por qué el bitcoin, la moneda más valiosa del mundo no existe físicamente?, ¿o por qué la mayor empresa hotelera del mundo, airbnb, no tiene hoteles? ¿o incluso alibaba group, la mayor tienda del mundo, no tiene sede física?.  La respuesta está en la digitalización.

Pero ¡ojo!, el éxito de estas empresas no ha sido solo porque se hayan digitalizado, sino porque han entendido la situación que hay y han sabido escuchar a sus clientes, para posteriormente poder actuar correctamente, es decir han llevado a cabo un proceso de transformación digital. ¿Te suena?

Pues bien, si queremos llevar a cabo la transformación digital en nuestra empresa, primero, debemos comprender qué es, conocer el entorno y saber escuchar a los demás para poder actuar de la forma más adecuada.

 

Podemos empezar diciendo que nos encontramos ante un entorno VUCA (lo cual ya hemos citado anteriormente), ¿y qué significa exactamente? Para que resulte más dinámico, César Piqueras te lo explica en el siguiente vídeo:

Entonces, ¿qué es la Transformación Digital?:

“Proceso de gestión que da rumbo a la estrategia, la cultura, procedimientos y capacidad de organización para canalizar la disrupción digital”

Javier Rodríguez

La transformación digital no es más que cuestión de actitud y cultura empresarial, es decir, hay que afrontar los retos con liderazgo y querer adaptarse a todo lo que venga en este entorno tan cambiante y lleno de incertidumbre, en el que la aceleración tecnológica es la protagonista, la cual conlleva a la innovación.

 Una vez que ya conocemos lo que está pasando, es importante saber escuchar al nuevo cliente, que no es nada más y nada menos que un cliente digital. Tenemos que ser conscientes de que ha cambiado sus necesidades y su forma de comportarse antes de realizar una compra. Por ello, es muy importante pararse a escuchar qué es lo que pide ese cliente y analizar si nuestra propuesta es la más educada a la situación y si hay algo que mejorar para saber si el cliente está dispuesto consumir nuestro producto o servicio.

¿Te acuerdas de empresas como Kodak o blockbuster? Kodak no supo innovar tecnológicamente, propusieron nuevas ideas y no terminaron de funcionar. Se respaldaron en que no perderían la confianza de sus clientes en los 130 años que llevaban, pero finalmente desaparecieron. La empresa blockbuster pasó también por un caso así. Se negaron a comprar las acciones de Netflix y eso provocó una disputa en la empresa que les llevaron a cambiar su CEO. Este nuevo CEO no entendía que la empresa estuviera en internet, por tanto enfocó sus esfuerzos en tiendas locales… ¡Error! Esto costó que la empresa desapareciera por completo.

Estos son muy buenos ejemplos de lo que no se debe hacer y lo importante que es llevar a cabo un proceso de Transformación Digital, es decir, adaptarse al entorno y saber escuchar las nuevas necesidades que el cliente pide.

En definitiva, está claro que “no estamos en una era de cambios, estamos, en un cambio de era”, en la que la transformación digital lo está cambiando todo, y en cada ámbito, está provocando una revolución en forma de modelos, procesos, cultura y la más importante: personas.

MARCA PERSONAL

¿Por qué es importante tener una marca personal? Porque actualmente, vivimos en un mundo en el que estamos conectados a través de internet, por tanto, ya no es una opción estar en este, sino una obligación, ya que como dice Bill Gates “si no estás en internet, no existes”.

Así que para estar presente en la red, debes tener tu propia marca personal, ya que va a ser la huella que vas a dejar en los demás, es lo que te va a hacer único y diferente dentro de tu sector profesional. Si la trabajas día a día como es debido puedes llegar a conseguir cierta reputación, hecho que es destacable, ya que hoy en día, internet está lleno de personas que se dedican a lo mismo que tú, y es lo que va a hacer que te elijan o no a ti. 

¿Quieres saber cómo crear tu marca personal?

Entradas creadas 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba